Libertad Absoluta de Conciencia

  ¿Qué son los ritos masónicos?

«Los ritos masónicos son las formas, métodos y protocolos que tienen los masones para hacer sus trabajos. Los trabajos masónicos consisten en disertaciones y debates y estos están sujetos a unas determinadas formas de proceder que se apoyan en símbolos y mitos que ayudan a la reflexión sobre cuestiones filosóficas o intelectuales. »

Los ritos masónicos son las formas, métodos y protocolos que tienen los masones para hacer sus trabajos. El concepto de rito no es tan ajeno a la vida cotidiana, puesto que cada día encontramos ritos por todas partes: al saludarnos con un conocido, al celebrar un cumpleaños, al pedir matrimonio, en el funcionamiento de un colegio, en la celebración de un juicio, en los parlamentos, etc. 

En las logias ocurre lo mismo durante sus trabajos. Los trabajos masónicos consisten en disertaciones y debates y estos están sujetos a unas determinadas formas de proceder que se apoyan en símbolos y mitos que ayudan a la reflexión sobre cuestiones filosóficas o intelectuales. 

Aunque existen distintos ritos todos son muy similares en la práctica de los tres primeros grados de la masonería. 

 

“La Masonería es la actividad de hombres estrechamente unidos, que mediante formas simbólicas tomadas principalmente del arte de la construcción, trabajan en beneficio de la humanidad, procurando enaltecerse moralmente y enaltecer a los demás, y por tanto, llevan acabo una liga universal de la humanidad, que ellos aspiran a formar aun ahora en corta escala.”

Germam Handbuch

Cada logia decide trabajar en un rito concreto según lo acuerden sus miembros. A veces, con el tiempo, algunas logias deciden cambiar de rito. La pertenencia a una organización no siempre condiciona el rito que haya que practicar. Por ejemplo, en el Gran Oriente de Francia hay logias que practican el Rito Francés, otras el Rito Escocés Antiguo y Aceptado, otras el Rito de York, otras el Rito Escocés Rectificado, etc. A veces hay organizaciones (agrupaciones de logias) que se decantan exclusivamente por un solo rito, como la Gran Logia Femenina de España cuyas logias solo trabajan en Rito Escocés Antiguo y Aceptado. Trabajar en un determinado rito no impide a un masón asistir a tenidas (reuniones masónicas) de otros ritos. Por ejemplo, un masón de Rito Escocés Antiguo y Aceptado puede visitar una logia de Rito Francés. Incluso podría, llegado el caso, cambiarse de logia y desde ese momento pasaría a trabajar siempre en Rito Francés que sería el rito practicado en su nueva logia. 

Así mismo, un maestro masón puede optar por practicar un rito distinto, o incluso varios de ellos, en los grados superiores. Por ejemplo, hay masones que practican el Rito de York en su logia pero luego siguen su camino masónico en los grados superiores del Rito Escocés Antiguo y Aceptado o del Rito de Memphis-Misraïm o de cualquier otro rito. 

En cualquier caso, en los tres primeros grados, las diferencias entre uno u otro rito son pequeñas. Donde realmente hay diferencias entre unos ritos y otros en los altos grados. En los Estados Unidos y en muchos países de América Latina, por ejemplo, no se suele decir «yo practico tal o cual rito» cuando se refieren al ritual de la logia simbólica (grados 1º al 3º). Simplemente se dice que uno hace masonería, y punto. .

Si oyes a un masón decir que pertenecer al Rito Escocés, Francés o al Rito de York, casi seguro que está hablando de los grados superiores o grados colaterales y no del rito que se practica en su logia simbólica. .

En Masonería la palabra rito se adopta en 1751 cuando nace el rito llamado antiguo (ancestro del Rito Escocés Antiguo y Aceptado). Según la enciclopedia de la Francmasonería: El Rito Masónico es un sistema que codifica el simbolismo masónico y su revelación a través de las diferentes ceremonias sucesivas y jerarquizadas. También designa el conjunto de rituales escritos que se asocian a los grados comunes en la Francmasonería:.

Existen más de 100 ritos diferentes, paradójicamente a diferencia de las religiones la multitud de ritos garantiza la unidad de la Francmasonería..

El término ritual se refiere a los textos utilizados para la práctica y el estudio de un grado del rito, codificando un conjunto de actos simbólicos (gestos, palabras y desplazamientos) que nos permiten en Logia progresar por el camino iniciático del perfeccionamiento de uno mismo y del trabajo por el progreso de la Humanidad..

El ritual permite que nos liberemos de las ataduras profanas y desarrollemos el pensamiento creativo.

El Rito masónico se caracteriza por ser iniciático, esotérico, tradicional;

  • Es iniciático en el sentido de que es necesario haber sido "iniciado", después de un paso voluntario, en una vía nueva y gradual de autoconocimiento y desarrollo.
  • Es esotérico, sin que esta palabra implique nada en un sentido "mágico" o que se relacione con el "ocultismo", en el sentido de que se expresa mediante un lenguaje simbólico. Es decir, que es el propio francmasón, mediante su experiencia personal, el que irá desvelando el valor de los símbolos del rito en su propia edificación moral e intelectual.
  • Es tradicional porque emana en gran medida de tradiciones y mitos ancestrales de la humanidad.

  Rito Francés
  Un ritual del siglo XVIII
  para el siglo XXI

La Francmasonería se implanta en Francia sobre 1725 traída por los emigrantes británicos que huían de las persecuciones políticas y religiosas. En Paris, estos son a menudo de origen noble y vienen, por lo general, de Londres. Traen con ellos el ritual que emplean los masones ingleses en esta época, se trata del ritual de la Primera Logia masónica creada en 1717. Es pues la traducción en lengua francesa del ritual llamado de los “Modernos”, aquel que practican los masones que junto a James Anderson crearon la Primera Gran Logia, el que se difundirá en Francia durante el S XVIII. Este es por otra parte el único ritual conocido para los grados de masonería simbólica en sus orígenes y que será llamado más tarde Rito Francés.

Durante la segunda mitad del S. XVIII se produjo en Francia una eclosión de nuevos sistemas y grados masónicos. Cuando en 1773, la profunda reorganización de la Primera Gran Logia francesa acaba con su transformación en el Gran Oriente de Francia, ésta tuvo que referirse también a la cuestión de los rituales.

Ya desde su segunda asamblea, el 27 de diciembre de 1773, el Gran Oriente de Francia estableció una comisión encargada del estudio de los rituales que venían empleándose por las logias, con el objeto de salvaguardar la regularidad de los mismos. Este trabajo culminará con la votación en los años 1770 y la posterior impresión en 1801 de los cuadernos de los tres grados simbólicos bajo el título de Regulador del Masón.

El texto del Regulador del Masón se caracteriza por su gran fidelidad a los rituales originales divulgados entre 1740-1760. A partir de esta época el Regulador del Masón será considerado como el texto de referencia para el Rito Francés.

El Rito Francés, practicado en la época por la inmensa mayoría de las Logias de Francia, sometido a la ideología de los Masones de los años 1860-1880, sufrirá modificaciones a la luz de las corrientes intelectuales en boga y especialmente del positivismo. Las versiones Murat (1858) y Amiable (1885) reducirán la representación de los símbolos de los diferentes grados a la porción mínima y las reemplazan por discursos morales y alegóricos sobre el bien y el mal.

Será el Gran Maestro Arthur Groussier quien planteará una vuelta a las fuentes simbólicas del Rito Francés antes de la segunda guerra mundial. El texto establecido bajo la dirección de Arthur Groussier y adoptado luego en 1938-1955 marca el comienzo de una vuelta del simbolismo en el ritual de referencia del Gran Oriente de Francia. El movimiento lanzado por Groussier se prolongó durante la reconstrucción de la Obediencia que siguió a la segunda guerra mundial.

Los “Restauradores” del Rito Francés tradicional quisieron encontrar una denominación que diera sentido al resultado de su búsqueda. Lo bautizaron, pues, Rito Moderno Francés Restablecido. La expresión Rito Moderno debe ser leída como Rito de tipo “Moderno”, es decir, inscrito en la tradición de la Primera Gran Logia llamada de los “modernos”, Francés porque se trata de la versión implantada en Francia en 1725 y traducido en esta lengua, Restablecido, por último, para indicar que este texto era el resultado de un trabajo de restitución.

Posteriormente, en 1970 se produce una edición del Rito Francés que lo modifica, simplificando considerablemente las pruebas y dejando a la libre elección de las Logias la incorporación de diversos elementos ceremoniales. Este es el Rito Francés de Referencia que está en la base del practicado hoy por muchas Logias del Gran Oriente de Francia y por todas ellas en el momento de su nacimiento.

El Rito Francés, sea cual sea la versión referida, se trata de un único y mismo rito, que imprime un caracter humanista a la Logia que lo practica.